sábado, 18 de diciembre de 2010

viernes, 3 de septiembre de 2010

Lingüistas.



Tras la cerrada ovación que puso término a la sesión plenaria del Congreso Internacional de Lingüística y Afines, la hermosa taquígrafa recogió sus lápices y papeles y se dirigió a la salida abriéndose paso entre un centenar de lingüistas, filósofos, semiólogos, críticos estructuralistas y descontruccionistas, todos los cuales siguieron su garboso desplazamiento con una admiración rayana en la glosemántica.
De pronto las diversas acuñaciones cerebrales adquirieron vigencia fónica:
- ¡Qué sintagma!
- ¡Qué polisemia!
- ¡Qué significante!
- ¡Qué diacronía!
- ¡Qué exemplar ceterorum!
- ¡Qué Zungenspitze!
- ¡Qué morfema!
La hermosa taquígrafa desfiló impertérrita y adusta entre aquella selva de fonemas.
Sólo se la vio sonreír, halagada y tal vez vulnerable, cuando el joven ordenanza, antes de abrirle la puerta, murmuró casi en su oído: "Cosita linda."


-Mario Benedetti-





domingo, 11 de julio de 2010

v / 6


v1, originalmente cargada por _daguerrotipo.


v2, originalmente cargada por _daguerrotipo.


v3, originalmente cargada por _daguerrotipo.


v4, originalmente cargada por _daguerrotipo.


v5, originalmente cargada por _daguerrotipo.


v6, originalmente cargada por _daguerrotipo.

sábado, 3 de julio de 2010

Del porque te vamos a extrañar.

En este momento las palabras están de mas, todos enmudecimos con la noticia que nos dieron de ti, y en lo personal aun no quiero aterrizar.

Anoche dormí pensando en ti, desperté pensando exactamente en lo que anoche me quedé.
Sé que dormí porque el reloj decía que habían pasado ya cuatro horas.

Y recordé lo del jueves, la solicitud que me ayudaste a hacer, y no me hablaron ):
La verdad no sé porque, si hasta te puse de referencia a ti y Jesse, es decir, era seguro que me lo daban!
Mi misión ahí era contarte lo que esas chicas hablaban de ti, y ver si podías coquetearle a alguna.

Con tu eterna sonrisa...
Y tan tremendo como ninguno (:

Hoy tenemos una cita contigo.
Ninguno de nosotros es actor, pero haremos lo posible para vernos valientes frente a ti.

Recuerda que siempre habrá un lugar para ti con nosotros, lugar que jamás nadie podrá ocupar.



J air(L)

domingo, 20 de junio de 2010

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj.


Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo.

Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca.

Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico.

Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa.
Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes.
No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.


-Julio Cortázar-


lunes, 7 de junio de 2010

Bolero / 10.


1, originalmente cargada por _daguerrotipo.


2, originalmente cargada por _daguerrotipo.


3, originalmente cargada por _daguerrotipo.


4, originalmente cargada por _daguerrotipo.


5, originalmente cargada por _daguerrotipo.


6, originalmente cargada por _daguerrotipo.


7, originalmente cargada por _daguerrotipo.


8, originalmente cargada por _daguerrotipo.


9, originalmente cargada por _daguerrotipo.


10, originalmente cargada por _daguerrotipo.

domingo, 30 de mayo de 2010

Equilibrio.

Es la relación básica del ser humano con su entorno.

Existe equilibrio cuando un peso es igual a otro y lo contrarresta cuando distintos pesos se compensan o cuando existe armonía entre los distintos objetos.


-----



-----


La linealidad horizontal – vertical

Es una referencia visual fuerte y firme, una base sobre la que elaborar sensaciones visuales.



Muerte, democracia y Posada.



"La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera."


-José Guadalupe Posada.-


JPosada, originalmente cargada por _daguerrotipo.

Posada, originalmente cargada por _daguerrotipo.

domingo, 23 de mayo de 2010

Peso Psíquico.

El peso visual

Depende de la ubicación, tamaño, ritmo, color, movimiento, forma y equilibrio.




Peso por posición

Cualquier objeto incrementa su peso visual según su distancia con el centro, al igual que un objeto fijo en el centro brinda la sensación de equilibrio.

---



Peso por tamaño

Mayor el tamaño = mayor peso visual
---

Peso por configuración o textura

Los objetos con una configuración geométrica y textura compacta tendrán un mayor peso que aquellos con una forma más libre y de textura porosa.

---


Peso por color

Los colores calidos y oscuros provocan una sensación de mayor peso que los colores fríos y claros.

---



domingo, 16 de mayo de 2010

Color.


En un jardín de Nueva Delhi
las flores y las hojas ordenan el espacio
en un liviano acuario de colmenas
donde tiembla el color.

Vienen las siete hermanas a comer las migajas, entre ardillas sedosas y franjas de perfumes,
aquí donde vivir tiene algo de armisticio o interregno, un arte de palabras para llegar a la extinción de la palabra y saber que no hay arte sino sueño.

sábado, 8 de mayo de 2010

Rafael Sanzio.






Nació en Urbino el 6 de abril de 1483 y muere en Roma el 6 de abril de 1520, también conocido como Rafael de Urbino o, simplemente, como Rafael.

Pintor y arquitecto italiano del Alto Renacimiento.

Hijo de un pintor y criado entre artistas, a los 25 años obtuvo su primer encargo oficial.

Ejerció gran influencia en su época; aunque fuera de Roma su obra fue conocida sobre todo a través de la producción que hicieron los talleres de grabado que colaboraban con él.

A lo largo de su vida realizó varios retratos donde mostró una gran medida de gracia y armonía, ejemplo de esto fue el de Baltasar de Castiglione.

Se le considera uno de los dibujantes más finos en la historia del arte occidental y uno de los que usó ampliamente el dibujo para planear sus composiciones.

Cuando estaba satisfecho con una composición a menudo la trasladaba a cartón a escala real, que posteriormente perforaba con un punzón, dejando agujeros por donde dejaba pasar un poco de hollín, de modo que quedaban líneas en la superficie final como guía. También hizo un uso exhaustivo y poco habitual, tanto en papel como en yeso, de una «aguja ciega», marcando líneas que dejaban sólo una hendidura, pero ninguna marca.

Rafael no hizo directamente los grabados, sino que buscó la colaboración de Marcantonio Raimondi para reproducirlos a partir de sus dibujos, colaboración que dio lugar a muchos de los grabados italianos más afamados del siglo y que marcó la evolución de este arte.

Nunca se casó, pero en 1514 se comprometió con María Bibbiena, sobrina del cardenal Médici.

Las composiciones de Rafael han sido siempre admiradas y estudiadas, y se han convertido "joya" del arte académico.
El período de mayor influencia se extendió desde finales del siglo XVII hasta finales del siglo XIX, en que fueron muy admirados tanto su perfecto equilibrio como su decoro.
Fue visto como el modelo perfecto de la historia de la pintura, y a mismo tiempo era considerado como el más elevado de la jerarquía de géneros.

Algunas obras:
Las tres gracias,Madonna del pez, La Galatea, La escuela de Atenas, Madonna Sixtina, etc.



lunes, 5 de abril de 2010

Manera sencillisima de destruir una ciudad.

Se espera, escondido en el pasto, a que una gran nube
de la especie cúmulo se sitúe sobre la ciudad aborrecida.

Se dispara entonces la flehca petrificadora, la nube

se convierte en mármol, y el resto no merece comentario.

Es.


Es., originalmente cargada por _daguerrotipo.

¿Esto es lo que estas buscando?

sábado, 3 de abril de 2010

Lucas, sus pudores.

En los departamentos de ahora ya se sabe, el invitado va al baño y los otros siguen hablando de Biafra y de Michel Foucault, pero hay algo en el aire como si todo el mundo quisiera olvidarse de que tiene oídos y al mismo tiempo las orejas se orientan hacia el lugar sagrado que naturalmente en nuestra sociedad encogida está apenas a tres metro del lugar donde se desarrollan estas conversaciones de alto nivel, y es seguro que a pesar de los esfuerzos que hará el invitado ausente para no manifestar sus actividades, y los de los contertulios para activar el volumen del diálogo, en algún momento reverberará uno de esos sordos ruidos que oír se dejan en las circunstancias menos indicadas, o en el mejor de los casos el rasguido patético de un papel higiénico de calidad ordinaria cuando se arranca una hoja del rollo rosa o verde.

 Si el invitado que va al baño es Lucas, su horror sólo puede compararse a la intensidad del cólico que lo ha obligado a encerrarse en el ominoso reducto. En ese horror no hay neurosis ni complejos, sino la certidumbre de un comportamiento intestinal recurrente, es decir que todo empezará lo mas bien, suave silencioso, pero ya al final, guardando la misma relación de la pólvora con los perdigones en un cartucho de caza, una detonación más bien horrenda hará temblar los cepillos de dientes en sus soportes y agitarse la cortina de plástico de la ducha.

 Nada puede hacer Lucas para evitarlo; ha probado todos los métodos, tales como inclinarse hasta tocar el suelo con la cabeza, echarse hacia atrás al punto de que los pies rozan la pared de enfrente, ponerse de costado e incluso, recurso supremo, agarrarse las nalgas y separarlas lo más posible para aumentar el diámetro del conducto proceloso. Vana es la multiplicación de silenciadores tales como echarse sobre los muslos todas las toallas al alcance y hasta las salidas de baño de los dueños de casa; prácticamente siempre, al término de lo que hubiera podido ser una agradable transferencia, el pedo final prorrumpe tumultuoso. 

Cuando le toca a otro ir al baño, Lucas sufre por él pues está seguro que de un segundo a otro resonará el primer halalí de la ignominia; lo asombra un poco que la gente no parezca preocuparse demasiado por cosas así, aunque es evidente que no están desatentas de lo que ocurre e incluso lo cubren con choques de cucharitas en las tazas y corrimientos de sillones totalmente inmotivados. Cuando no sucede nada, Lucas se siente feliz y pide de inmediato otro coñac, al punto que termina por traicionarse y todo el mundo se da cuenta de que había estado tenso y angustiado mientras la señora de Broggi cumplimentaba sus urgencias. Cuán distinto, piensa Lucas, de la simplicidad de los niños que se acercan a la mejor reunión y anuncian: Mamá, quiero caca. Qué bienaventurado, piensa a continuación Lucas, el poeta anónimo que compuso aquella cuarteta donde se proclama que no hay placer más exquisito / que cagar bien despacito / ni placer más delicado / que después de haber cagado. Para remontarse a tales alturas ese señor debía estar excento de todo peligro de ventosidad intempestiva o tempestuosa, a menos que el baño de su casa estuviera en el piso de arriba o fuera esa piecita de chapas de zinc separada del rancho por una buena distancia.

Ya instalado en el terreno poético, Lucas se acuerda del verso del Dante en el que los condenados avevan dal cul fatto trombetta, y con esta remisión mental a la más alta cultura se considera un tanto disculpado de meditaciones que poco tienen que ver con lo que está diciendo el doctor Berenstein a propósito de la ley de alquileres.


-Julio Cortázar-

viernes, 2 de abril de 2010

jueves, 1 de abril de 2010

lunes, 15 de febrero de 2010

El baile de los famas.




Los famas cantan alrededor los famas cantan y se mueven 
-Catala Tregua Tregua Espera 
Los famas bailan en el cuarto con farolitos y cortinas bailan y cantan de manera tal 
-Catala Tregua Espera Tregua 
Guardianes de las plazas, ¿cómo dejan salir a los famas, que anden sueltos cantando y bailando, los famas, cantando catala tregua tregua, bailando tregua espera tregua, cómo pueden? 
Si todavía los cronopios (esos verdes, erizados, húmedos objetos) anduvieran por las calles, se podría evitarlos con un saludo:
-Buenas salenas cronopios cronopios. Pero los famas.


-Julio Cortázar-